AddThis Social Bookmark Button

BGaze identifica el déficit de atención con el movimiento de los ojos

La startup catalana desarrolla un software que analiza los gestos de un paciente por ‘Eye Traking’ y diagnostica el trastorno en 12 minutos

 

ÁLVARO ROMERO | Madrid

Braingaze es una empresa dedicada a utilizar los resultados de investigaciones neurobiológicas para cubrir necesidades en el mundo real. Se ubica en Mataró, a escasos kilómetros de Barcelona, y trabajan en productos dirigidos al mundo de la salud mental. Sus soluciones diagnósticas se basan en descubrimientos científicos del doctor Hans Supèr, cofundador y CTO de la empresa, además de investigador de la Universidad de Barcelona. 

Su objetivo es revolucionar la forma de hacer diagnostico en el sector de la psiquiatría, añadiendo al criterio profesional del clínico unas herramientas que ofrecen pruebas objetivas de trastornos específicos como el TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad). De esta forma, la calidad del diagnóstico en el campo de la salud mental mejora, evitando procesos largos y costosos para el sistema de salud y para el paciente.

Braingaze ha desarrollado un método para identificar dicho trastorno de manera rápida y sencilla, mediante el análisis del movimiento ocular del paciente. Para ello cuentan con un software de creación propia denominado ‘Sistema BGaze’. Este software se instala en un ordenador equipado con un dispositivo que capta los movimientos oculares, una técnica conocida como ‘Eye Tracker’ o rastreador ocular. Es un sistema muy sencillo cuya tecnología ha sido patentada al nivel mundial y se comercializa ya en varios países europeos.

«El software tiene dos apartados importantes. Por un lado, el método que permite al profesional clínico administrar y gestionar las pruebas; y por otro, el sistema dirigido al paciente que consiste en un videojuego sencillo que provoca los movimientos oculares que nosotros captamos», indica Laszlo Bax, cofundador y CEO de Braingaze.

 

Movimientos ligeros

El sistema capta, sobre todo, movimientos oculares muy pequeños e involuntarios que ocurren cuando una persona cambia su foco de atención visual cognitiva. Estos ligeros movimientos suceden cuando una persona cambia su foco de atención cognitiva al nivel de atención en su cerebro.

«Según qué videojuego presentamos al paciente, la manera de cómo y cuándo aparecen estos micro movimientos oculares es distinto entre personas que padecen un trastorno y personas que no lo padecen. Nuestros algoritmos de clasificación de pacientes a base de redes neurales (una especie de inteligencia artificial) discriminan entre TDAH o no TDAH», indica Bax.

La prueba dura unos 12 minutos. Es aconsejable que el psiquiatra combine el resultado de la misma con varios elementos del diagnóstico clásico, lo que permite un análisis completo. En un futuro próximo, BGaze facilitará todo este proceso permitiendo que el diagnóstico se realice en menos de dos horas, bastante menos tiempo que lo que requiere hoy en día un diagnóstico completo hecho de forma tradicional.

Como la mayoría de instrumentos en el campo de la salud, la prueba no es infalible, pero los estudios de validación clínica confirman un nivel de precisión por encima de las 90%. Braingaze sigue trabajando para mejorar y aumentar el grado de precisión.

En estos momentos está validado clínicamente para utilizarlo en la franja de edad que va desde los 7 a los 14 años. Actualmente trabajan para ampliar el uso en otras franjas como de 5-6 años, de 15-18 años y adultos. El objetivo es tenerlo validado para estas otras franjas en menos de un año.

Braingaze trabaja también con el objetivo de ampliar la utilidad del sistema y poder identificar otro tipo de trastornos mentales. «Estamos actualmente validando en clínicas de primer nivel varias pruebas diagnósticas de dislexia, autismo, TDAH en adultos y la detección precoz de alzhéimer», añade el CEO. Dependiendo del trastorno a identificar, se presenta un videojuego u otro. En el de la dislexia el juego tiene que ver con palabras y en el del alzhéimer, con la memoria.

Actualmente Braingaze lo forman once personas, en un equipo multidisciplinar formado por psicólogos, desarrolladores de software, expertos en inteligencia artificial, profesionales clínicos y atención al cliente.

 

Desde una ‘app’

Los fundadores aseguran que su próximo paso es el desarrollo de sistemas que no necesiten un rastreador ocular como dispositivo adicional. Trabajan para poder captar estos movimientos oculares con cámaras de portátiles e incluso de móviles. Esto permitiría en pocos años ofrecer una versión simplificada que se pueda instalar como ‘app’, sin necesidad de acudir a un centro clínico.

La mayoría de pediatras, psicólogos y médicos han recibido BGaze con entusiasmo. «Como en cualquier parte, también hay personas que se resisten a la innovación y el cambio en general, pero la gran mayoría de los profesionales nos han expresado su convicción de que pruebas a base de marcadores objetivos, como la nuestra, representan el futuro de la psiquiatría», comenta Bax.

A día de hoy existen quince sistemas instalados en clínicas de prestigio en España, Holanda y Reino Unido.

 

‘Eye Tracking’

Esta tecnología denominada ‘Eye Tracking’ permite captar y medir los movimientos de los ojos con gran precisión. «Nosotros utilizamos ‘Eye Tracking’ remoto, lo que quiere decir que el dispositivo que utilizamos se coloca en la parte inferior de la pantalla de un monitor y no está en contacto físico con el paciente», explica Laszlo Bax a Innova+.

Hans Supèr, cofundador y neurobiólogo de la empresa, lleva 25 años investigando el sistema visual cognitivo. En uno de sus experimentos con un ‘Eye Tracker’ observó estos pequeños movimientos oculares que ocurrieron cuando una persona cambia su foco de atención al nivel cerebral. A partir de esta experiencia, le surgió la idea de comprobar si pacientes con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad tenían este mismo movimiento. Tras una prueba piloto se observaron claras diferencias entre personas con TDAH y personas sin el trastorno.

 

FOTO: El creador del innovador sistema en la sede de la joven empresa. :: Martin Benet