AddThis Social Bookmark Button

La UR va en moto

Dos motos de competición diseñadas íntegramente por estudiantes y profesores la Universidad de La Rioja competirán en el Certamen Internacional Motostudent

Dos motos de competición, una de gasolina y otra eléctrica, diseñadas íntegramente por estudiantes y profesores de la Escuela de Ingeniería de la Universidad de La Rioja (UR), acudirán al IV Certamen Internacional Motostudent, que se celebrará el próximo día nueve en Alcañiz (Teruel).

La consejera de Desarrollo Económico e Innovación del Gobierno riojano, Leonor González Menorca; el rector de la UR, Julio Rubio; el concejal logroñés Francisco Iglesias; el director de la Escuela de Ingeniería, Javier Bretón; y los miembros del grupo UniRioja Motostudent, cuyo responsable es Alberto Falces, han presentado hoy en Logroño ambas motos.

Han explicado que UniRioja Motostudent, formado por cinco profesores y catorce estudiantes y titulados de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Industrial de la UR, participó en 2014 en el III Certamen Motostudent con la moto de competición Valkiria, que logró el segundo puesto en la categoría de mejor diseño y el octavo en la carrera.

En 2016 han redoblado el reto al diseñar y construir dos motos, para lo que han contado con el apoyo de la UR, del Sistema Riojano de Innovación del Gobierno de La Rioja, de la Fundación Riojana para la Innovación y de varias empresas y entidades.

La previsión es que en la cuarta edición del Motostudent, promovido por Moto Engineering, participen más de medio centenar de equipos universitarios de España, Italia, Portugal, Hungría, Croacia, Brasil, República Checa, Polonia y Grecia.

La organización ha entregado a todos ellos los mismos motores -Honda CBR250R de 250cc 4T (combustión) y Heinzmann (eléctrico), a partir de los que han trabajado en el diseño y montaje integral de los prototipos.

Ambas motos utilizan la misma estructura, a partir de un chasis de rigidez variable, presentado como proyecto de innovación, que puede ser tensado durante las pruebas a la medida del piloto.

Las piezas se han fabricado en fibra de carbono, vidrio y kevlar, reduciendo el peso en tres kilos frente a la Valkiria; y, además, las dos motos tienen el mismo sistema de telemetría, que permite monitorizar desde boxes todos los parámetros de su funcionamiento.

Mejor aerodinámica

En el caso de la moto de gasolina, Unirioja Motostudent ha realizado una evolución de Valkiria y ha trabajado en la aerodinámica de la moto a través del método de elementos finitos, con el fin de ganar en velocidad punta y disminuir el consumo.

Se ha rediseñado el sistema de admisión -entrada de aire al motor- para ganar revoluciones, mejorar el rendimiento volumétrico y la respuesta en carrera y, en total, se han ganado 2.000 revoluciones al motor y un 10 % más de potencia.

El equipo también ha elaborado la cartografía del motor, con centralita propia;, y ha rediseñado el banco de potencia para obtener un mejor comportamiento del motor.

El piloto para la carrera será Alex Garrido; y Diego Martínez Inchausti pilotará la moto eléctrica, en el que Unirioja Motostudent partía de la experiencia con el coche eléctrico ZEMiC.

En este caso, el proyecto de innovación es una caja de cambios automática, de tres velocidades, sin embrague, con mejores aceleraciones y velocidad punta, que le dota de un comportamiento agresivo en carrera con aceleraciones de 0 a 100 kilómetros en tres minutos y cinco segundos y llega a tener una velocidad punta de 210 kilómetros a la hora..

A ello ha sumado que se ha desarrollado un sistema de refrigerado con agua de las baterías, que permite mejorar la potencia al evitar recalentamientos.

González Menorca, también presidenta de la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja (ADER), ha señalado que "el objetivo del Gobierno riojano es conseguir que el conocimiento y la investigación se traduzcan en resultados tangibles que redunden en beneficio de toda la sociedad".

"Para ello, tenemos que dinamizar la transferencia de conocimiento entre la universidad y las empresas, promoviendo que los resultados de la investigación trasciendan de los laboratorios y lleguen a las empresas", ha precisado.

La consejera ha destacado la importancia de la unión y la colaboración de todos los agentes que conforman el Sistema Riojano de Innovación para fomentar la transferencia de conocimiento y ha defendido que el proyecto Motostudent es un ejemplo de cooperación entre empresas, universidad y administración.

Ha señalado que "el capital humano es fundamental para avanzar en la institucionalización de la innovación en las empresas, independientemente de su tamaño y su sector", dado que no hay que olvidar que "las empresas son y deben ser las principales protagonistas del proceso innovador".

El rector de la UR ha indicado que el proyecto es "una muestra de cómo enfrentarse a problemas reales, más allá de lo académico", y es "un proyecto integral, multidisciplinar y que aúna diversas tecnologías", como las ingeniería mecánica, eléctrica, electrónica e informática, e, incluso, la contabilidad y el marketing.

"Es un proyecto que muestra la UR que tenemos, una universidad abierta a la sociedad y que resuelve retos reales", ha precisado Rubio.

MotoStudent, según la UR, es una oportunidad para impulsar un nuevo modelo de aprendizaje, basado en el desarrollo de proyectos reales y competitivos que potencian la creatividad, innovación y capacidad de trabajo en equipo de los estudiantes de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Industrial riojana.