AddThis Social Bookmark Button

Mil personas viven la fiesta de la robótica

Un dispensador automatizado de comida para gatos callejeros o un dispositivo para ahuyentar a los animales de la carretera son algunas de las ideas que chavales, de 10 a 16 años, han planteado dentro del torneo clasificatorio 'First Lego League', celebrado ayer en Riojafórum. Un encuentro donde escolares de 23 centros educativos riojanos han demostrado su capacidad para dirigir robots de Lego y defender proyectos científicos nada despreciables.

Hasta un millar de personas, entre chavales, padres, profesores y monitores, vivieron esta fiesta de la robótica en la que 35 grupos presentaron sus proyectos, centrados en esta edición en los animales y en la aportación de soluciones tecnológicas para mejorar la relación con ellos. Finalmente, los equipos que consiguieron ser seleccionados y, por tanto, lograron una plaza para participar en la final nacional fueron el colegio Amor Misericordioso, de Alfaro, que defendió el proyecto de creación de un dispensador vial de bolsas (para excrementos), comida y agua para animales abandonados; el IES Quintiliano, de Calahorra, que propuso un localizador 'gps' de visón europeo para controlar la población de esta especie en extinción; y Agustinas, tercero por un repelente de animales por ultrasonido para los coches y evitar atropellos. El objetivo de los tres grupos es prepararse ahora para su participación en la fase nacional, que también tendrá lugar en Logroño, el 18 de marzo, con la esperada participación de 12.000 niños.

El certamen busca que los jóvenes descubran la emoción de la ciencia y la robótica, en un momento en el que crece la demanda de profesionales especializados en estos perfiles. En la convocatoria de este año, los equipos han tenido que diseñar, programar y construir un robot encargado de realizar una serie de misiones, desde recoger de forma automática la leche ordeñada de las vacas a trasladar reptiles a su hábitat natural sin mediación humana. «¿Que cómo se hace? Lo programas en el ordenador y luego lo que le dices hace», resume sucintamente Jorge Gómez, de tan solo 10 años, al referirse al ingenio que acaba de presentar su grupo.

Las mentes de los escolares riojanos no han parado de idear desde que se les propuso este reto, que a juicio del jurado han superado con nota alta. «Ha habido proyectos muy innovadores y algunos viables..., han demostrado que son capaces de hacer mucho», aseguraba Susana Calvo, profesora universitaria.

Y es que, como confirmaba Inés Hornillos, de La Laboral, «el proyecto que hemos presentado ha sido fruto de cuatro meses de trabajo». Eso sí, en palabras de Asier Sainz, del Paula Montal, ha merecido la pena: «Antes la tecnología no me llamaba mucho la atención, pero ahora me encanta. Es interesante descubrir que a cada hallazgo le siguen otros mayores...», resumía ilusionado en su nueva faceta de 'científico'. «Hemos aprendido muchísimo», resumía por su parte Nuria Pelegrín, de Maristas.

Uno de las curiosas aportaciones de su equipo lleva por nombre 'geoanimal go' por estar inspirado en el popular 'Pokemon Go'. «Pero en nuestro juego, se capturan animales de verdad y, si están en extinción, te dan más puntos...».

LOS PREMIOS

- Primero. Colegio Amor Misericordioso, de Alfaro.

- Segundo. IES Quintiliano, de Calahorra.

- Tercero. Agustinas, de Logroño.