AddThis Social Bookmark Button

El apoyo al talento más innovador

Fundación Repsol ha lanzado la sexta convocatoria de su Fondo de Emprendedores, dirigido a startups del ámbito de la energía y la movilidad para ofrecerles ayuda económica y asesoramiento

EDURNE MARTÍNEZ | Madrid

Talento, ideas y proyectos por desarrollar hay «de sobra», pero falta ayuda y reconocimiento. En ello está trabajando la Fundación Repsol que desde su Fondo de Emprendedores apoya a las startups innovadoras en el ámbito de la energía y la movilidad a través de esta aceleradora cuyo objetivo final es que los emprendedores trabajen para «construir un futuro energético más sostenible».

«Hay mucho talento en España. El Fondo es una iniciativa internacional, pero entre las más de 2.000 propuestas que hemos recibido en las cinco convocatorias que llevamos organizadas, más del 90% provenían de emprendedores de nuestro país, que nos han presentado proyectos de gran calidad provenientes de universidades, centros tecnológicos y de investigación», según explica a Innova+ Eduardo García, director del Fondo de Emprendedores de Fundación Repsol. 

Desde el pasado 16 de enero, la Fundación tiene en marcha la VI convocatoria de su Fondo de Emprendedores para «encontrar las mejores soluciones innovadoras en el campo de la industria energética y química; la generación distribuida y el almacenamiento de electricidad; y la movilidad», destacan los organizadores. Para participar, los interesados solo tienen que enviar su propuesta a través de la web (fondoemprendedores.fundacionrepsol.com) hasta el 31 de marzo. Los seleccionados obtendrán apoyo económico a fondo perdido, formación, asesoramiento por parte de un equipo de mentores y acceso a posibles inversores.

Desde el lanzamiento del Fondo de Emprendedores en 2011, la Fundación ha ido analizando las necesidades de los emprendedores del sector de la energía. «Nuestra experiencia nos dice que la mayoría lo que necesitan es apoyo, y no sólo económico, para acercar su innovación o modelo de negocio al mercado. Tratamos de confeccionar programas de formación adaptados a sus necesidades, y les dotamos de un equipo de mentores que les ayudan en el desarrollo de su proyecto», asegura García. En estos seis años, han descubierto que «hay mucho talento en la calle», personas innovadoras «que solo necesitan un pequeño empujón» en forma de asesoramiento, apoyo económico y colaboración.

El programa tiene dos categorías de apoyo. Por un lado, los proyectos: startups que están desarrollando una tecnología o un modelo de negocio innovador que ya está demostrado a nivel de entorno controlado o entorno real, aunque aún no se haya llegado a la fase comercial. Por otro, las ideas: startups que están en un nivel de desarrollo tecnológico o modelo de negocio más temprano.

Los proyectos seleccionados reciben hasta 144.000 euros durante un año y las ideas 2.000 euros al mes, siendo la ayuda a fondo perdido, sin cesión de porcentaje accionarial ni de derechos de propiedad intelectual. El proceso de aceleración tiene una duración de un año prorrogable por un segundo para la categoría de proyectos. Además, el proceso de aceleración se desarrolla donde esté ubicada la startup, sin necesidad de desplazarse a ningún otro espacio de coworking.

 

FOTO: Emprendedores de la quinta convoctoria de la Fundación Repsol. :: RC