AddThis Social Bookmark Button

Las compras a golpe de teléfono despegan en España

Pagar con tarjeta será pronto cosa del pasado. Atrás quedarán los datáfonos que primero imprimían un ticket para firmar y después invitaban a marcar el PIN personal a la vista de todos.

La tecnología ‘contacless’ es una nueva forma de pagar en todas las tiendas y restaurantes de forma rápida y, sobre todo, segura. Ya son muchos los establecimientos que cuentan con estos dispositivos en España, que con el simple gesto de acercarles el ‘smartphone’ se paga la cuenta.
Los bancos no quieren quedarse atrás y están desarrollando sus estrategias desde hace algunos meses. Es el caso de BBVA, quien hace un año lanzó Wallet, una aplicación móvil que ofrece a sus clientes esta nueva forma de pagar en los establecimientos a través del móvil. Gracias a ello se posicionaba como el primer banco de España en ofrecer este tipo de servicio. Hoy, doce meses después, BBVA Wallet es la ‘app’ bancaria de pagos móviles más utilizada con 381.000 descargas. Esta aplicación, que permite consultar los movimientos –incluyendo la geolocalización de cada transacción– o almacenar una foto de cada operación, funciona por el momento solo en España, aunque la compañía prevé lanzarla «muy pronto» también en Estados Unidos, México y Chile, asegura Javier López Chicote, responsable de Banca Digital de BBVA.
Para pagar fácilmente en establecimientos, el cliente solo debe solicitar un adhesivo que recibe por correo, pegarlo en su teléfono y empezar a pagar en todos los comercios que cuenten con el sistema ‘contactless’ simplemente acercando su móvil al terminal de venta.
Así, «se agilizarán los pagos y mejorará la experiencia de los compradores», afirma BBVA. El éxito de esta iniciativa no ha pasado desapercibido y muchas otras compañías han adoptado medidas de este tipo. Es el caso de Apple Pay, un monedero móvil que incorporan los nuevos teléfonos de la empresa, el iPhone 6 y el iPhone 6 Plus y que, gracias al sistema NFC (Near Field Communication) y al chip Secure Element los pagos con el móvil se convierten en operaciones «más fáciles, seguras y privadas», afirma la compañía. Así, cuando el usuario añade una tarjeta de crédito o débito, los números no se almacenan en el dispositivo ni en los servidores de Apple, sino que se le asigna al cliente un número de cuenta del móvil, que se cifra y se almacena «de forma segura» en el dispositivo. Sin embargo, uno de los puntos negativos de la iniciativa llegó cuando Apple anunció que cobraría una comisión a los bancos por cada pago que los usuarios de sus dispositivos realicen con esta ‘app’. Además, por ahora este servicio solo está disponible en Estados Unidos.
En este mismo sentido, PayPal anunció también hace pocos días la inclusión de la tecnología One Touch con la que pretende «acelerar la adopción de pagos a través de teléfonos móviles en España». El servicio, desarrollado conjuntamente por PayPal y Braintree, permite a los usuarios pagar en tiendas con su móvil ágilmente y de forma segura. La particularidad en este caso es que las compañías que quieran incluir esta opción en sus aplicaciones solo tienen que integrar en sus plataformas el kit de desarrollo de software de Braintree. Con la integración de One Touch, las tiendas facilitan el proceso de compra a las más de 157 millones de cuentas activas de PayPal que existen en todo el mundo.
La marca anunció a su vez que durante la celebración del Black Friday el pasado viernes 28 de noviembre, vivieron un incremento del volumen de pagos con su plataforma del 62% en comparación con el año pasado. A su vez, en el ‘Cyber Monday’, el lunes de compras solo por internet, el aumento fue del 53% frente a los datos de 2013. Además, el estudio realizado por la consultora Reputation Leaders revela que el 36% de los españoles realizará por primera vez sus compras a través de sus móviles o tabletas estas navidades, por lo que estas fechas se convierten en un momento perfecto para que las empresas empiecen a extender el uso de esta tecnología.
Pero sin duda, uno de los mayores impulsos a la tecnología ‘contactless’ lo ha dado Mercadona. El hipermercado ha invertido cinco millones de euros en el desarrollo e incorporación de esta tecnología en todos sus establecimientos. Para este nuevo proyecto, desarrollado en el departamento de informática de la compañía, se han instalado 16.000 nuevos terminales de cobro en su red de tiendas en España. Los clientes podrán abonar sus compras inferiores a 20 euros con dispositivos ‘contacless’ de Visa y Mastercard.
Duplicar clientes online
La empresa asegura que esta forma de pago es «mucho más sencilla y rápida» y que solo requiere acercar el móvil al terminal sin necesidad de teclear el PIN. La tecnología, en la que ha participado un equipo de treinta personas, lleva operativa en todos los supermercados de la cadena desde el pasado día 1 de diciembre.
BBVA, por su parte, ha decidido llevar a cabo este tipo de innovación con el fin de alcanzar su objetivo de digitalización definido para 2016: multiplicar por dos el número de clientes online y por cuatro los de banca móvil. Así, gracias a otras de las ventajas de su tecnología Wallet como financiar las compras en el momento del pago, recibir notificaciones al instante de las compras o poder activar las tarjetas desde la propia ‘app’ sin necesidad de acudir a una oficina o al cajero, la entidad financiera tiene claro que este objetivo será posible.
El esfuerzo del banco por hacer realidad los pagos móviles con una solución masiva de mercado hizo que este año ganaran el premio europeo ‘Contactless & Mobile 2014’ en la categoría de mejor solución de pagos móviles gracias al BBVA Wallet.