En busca de tendencias comestibles

En busca de tendencias comestibles

El cluster de alimentación Food+i analiza nuevos productos y tecnologías innovadoras

LA RIOJA

Las empresas que integran el cluster de alimentación "Food+i" han realizado dos estudios para identificar nuevos productos y tecnologías innovadoras, con el objetivo de disponer de nuevas herramientas para ser más competitivas.

Así lo han detallado hoy en una conferencia de prensa la consejera de Desarrollo Económico de La Rioja, Leonor González Menorca, y el gerente de la asociación empresarial Cluster Food+i, Juan Viejo.

Según rsumen EFE, estas investigaciones se engloban en el proyecto INCREA que la agrupación empresarial lleva a cabo gracias a la colaboración del Gobierno regional.

Entre los resultados de los estudios destaca la posibilidad de crear líneas de nuevos productos por las empresas riojanas, como los de vegetales dulces o untables.

Estos son algunos de los aspectos que recoge el estudio "Tendencias y nuevos productos transformados vegetales" el primero que se ha elaborado dentro de los proyecto INCREA de innovación y creatividad alimentaria, incluido en un convenio que estará vigente hasta el año 2020, y que cuenta con una inversión del Gobierno de La Rioja de 275.000 euros.

Este convenio se enmarca tanto en la Estrategia de Especialización Inteligente de La Rioja 2014-2020 (RIS3), que considera al agroalimentario como uno de los sectores prioritarios, como en el V Plan de I+D+i.

Viejo ha detallado que estos estudios son "informes de vigilancia competitiva" que "analizan tanto los mercados de referencia para identificar oportunidades de mejora y desarrollo de nuevos productos como las nuevas tecnologías que puedan incorporarse en las empresas de La Rioja".

Así se facilita la identificación de tendencias, tecnologías emergentes y principales actores de investigación y de mercado, para detectar las amenazas y oportunidades de I+D+i.

Los informes que hoy se presentan han sido elaborados por expertos del IRTA, tanto de la Unidad de Vigilancia Tecnológica e Inteligencia Competitiva, como del Programa Poscosecha.

El informe de tendencias y nuevos productos transformados vegetales ha realizado un análisis de tendencias en innovaciones de producto del sector transformados vegetales, seleccionando las que influyen en el mismo.

Este análisis se ha focalizado en el campo de la IV y V gama -productos transformados-, productos de alto valor añadido para el sector; además aporta una visión de las nuevas oportunidades de innovación desde el análisis de mercado y de consumidor.

Gracias a este estudio de vigilancia de mercado se han abierto seis líneas de trabajo con empresas para la creación de nuevas gamas de productos, en colaboración con la Basque Culinary Center y el centro de investigación Ctic Cita.

Estas nuevas líneas de trabajo se centran en vegetales dulces, untables, snack e infusiones vegetales, nuevos fermentados y nuevos encurtidos, que a lo largo de 2018 contarán con prototipos para su posterior industrialización en las empresas interesadas.

Y, enlazado con lo anterior, el "Estudio de tecnologías aplicadas a transformados vegetales" se ha centrado en los retos y oportunidades de I+D que pueden ser desarrollados e implantados en las empresas riojanas, mediante un análisis de prácticas que se realizan en diferentes lugares del mundo,

Con el objetivo de trasladar estas conclusiones a las empresas, se han realizado varios encuentros con centros tecnológicos referentes a nivel nacional que han dado como resultado la presentación de seis proyectos con entidades riojanas, de ámbito regional, nacional y europeo.

Viejo ha destacado que se han analizado tecnologías físicas, químicas y de control biológico, que dan lugar a ejemplos de utilización de rayos ultravioleta en envases inteligentes o nuevos tratamientos en la conservación de productos.

Para facilitar la incorporación de estas nuevas tecnológicas en las pymes, donde existen mayores factores limitantes, FOOD+i ha presentado este año un proyecto europeo con tres empresas de La Rioja que tiene como objetivo identificar oportunidades de incorporación de tecnologías disruptivas y los modelos de negocios necesarios para su implantación.

La consejera ha animado a las empresas riojanas del sector agroalimentario a participar en la implementación de estos proyectos, dado que "la innovación es un reto de comunidad para el Ejecutivo regional por su incidencia directa en la mejora de competitividad de las empresas".

"Este es un reto que queremos compartir con toda la sociedad riojana así como con los diferentes actores que conforman el Sistema Riojano de Innovación: Administración, universidad, empresa, asociaciones empresariales innovadoras, la Fundación Riojana para la Innovación, entre otros" ha subrayado.

En este caso concreto "buscamos satisfacer las necesidades de mercado actuales y anticiparse a las futuras, impulsando el crecimiento de nuestras empresas con nuevas oportunidades de negocio", ha concluido.