Hacia una década liderando la innovación en La Rioja

Hacia una década liderando la innovación en La RiojaGráfico
Juanan Salazar

La Fundación Riojana para la Innovación (FRI) es protagonista y motor del movimiento innovador en la región

Luismi Cámara
LUISMI CÁMARALogroño

Fue en 2010 cuando la Fundación Riojana para la Innovación (FRI) se puso en marcha. Casi una década en la que la cultura de la innovación ha vivido una evolución exponencial y en la que la FRI ha sido protagonista y motor fundamental para su desarrollo en nuestra comunidad.

El proyecto se ha convertido en este tiempo en un entorno con unas bases asentadas, en el que ya participan unas cuarenta empresas, instituciones y organizaciones riojanas unidas en esta iniciativa de responsabilidad social corporativa desde el compromiso adquirido y deseado de potenciar la innovación en la comunidad y lanzar los frutos obtenidos de esa colaboración conjunta a un mercado global cada vez mayor y más exigente.

En estos nueve años, que en términos tecnológicos tienen un recorrido más trascendente y rápido que en el tiempo real, la FRI ha ejercido como elemento integrador y renovador. Para ello, ha involucrado en su estructura y en el día a día a la sociedad riojana, la comunidad educativa, empresarial y a las instituciones para marcar las líneas fundamentales en un camino común.

La fundación centra desde sus inicios su actividad en tres grandes objetivos: crear conocimiento, difundir innovación y generar encuentro.

Dale la vuelta.
Dale la vuelta.

Así han surgido proyectos, como el Foro de la Innovación, la gran cita bienal del sector que, en cinco ediciones, ha reunido a más de 250 ponentes y 4.500 asistentes. En cada foro se ha tenido muy presente la innovación frontera, para adelantarse a la realidad del momento, con una evidente visión de futuro ante la necesidad de ir generando herramientas que permitan a la sociedad riojana adaptarse de la mejor manera posible a un horizonte tecnológico más que probable. Así, los ponentes que han participado en estos foros han tratado en las distintas ediciones sobre, por ejemplo, las profesiones del futuro o la industria 4.0.

Otro de los eventos más singulares que organiza la fundación es la Pecha Kucha Night, la exitosa adaptación de una propuesta internacional, que ya va en La Rioja por las 22 ediciones (con 200 ponentes y 4.600 asistentes), y que consiste en compartir ideas y proyectos de un modo singular y directo. El formato es muy atractivo, ya que cada ponente dispone en su presentación de 20 imágenes que se proyectan durante 20 segundos.

También se han potenciado los encuentros con diferentes colectivos de la sociedad mediante jornadas en las que la salud y la medicina, la educación, la industria o la investigación han sido protagonistas.

Dentro de la comunidad educativa, la FRI ha puesto un foco muy especial en los innovadores del futuro. Por eso, ha elaborado propuestas atractivas para estimular en los niños el espíritu emprendedor para afrontar de la mejor manera posible el entorno tecnológico en el que les va a tocar vivir y ayudarles a convertirse en líderes de esa combinación del mundo globalizado y el virtual.

Destino STEM.
Destino STEM.

Y no solo lo ha hecho en el ámbito regional, también se ha convertido en referencia nacional de eventos tan importantes en este campo como la First Lego League. Este evento, que tiene por objeto contagiar la pasión por la ciencia y la innovación a los escolares ha contado con cinco ediciones autonómicas -con más de 3.000 participantes y más de 9.500 asistentes- y, además, ha acogido dos finales estatales que han convertido a Logroño y La Rioja en el punto de encuentro de miles de pequeños genios.

Otras exitosas iniciativas destinadas a los niños y jóvenes en estos nueve años han sido la Feria de Ciencia e Innovación de Escolares de La Rioja Inspiratec; MotoStudent, en el que la fundación ha sido uno de los patrocinadores principales del equipo riojano; o Destino STEM, que persigue despertar vocaciones en Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas y reducir los estereotipos de género, y potenciar la divulgación de la ciencia y la innovación entre las jóvenes de entre 15 y 17 años.

Y así, la FRI avanza hacia su primera década, ejerciendo su papel de agente vertebrador del ecosistema innovador que ha ido aglutinando alrededor suyo, mediante la colaboración de instituciones, empresas, universidades, colegios profesionales, administración... a favor de La Rioja y su desarrollo.