Empresarios del sector TIC muestran su preocupación por la falta de personal especializado

Empresarios del sector TIC muestran su preocupación por la falta de personal especializado

«Día a día están apareciendo diferentes tecnologías muy disruptivas, que lleva a que las formaciones no estén yendo al ritmo que necesita el sector», ha asegurado el presidente de CONETIC

LA RIOJA

El presidente de la Confederación Española de Empresas de Tecnologías de la Información, Comunicaciones y Electrónica (CONETIC), Tomás Castro, ha expresado a Efe su preocupación por la falta de personal especializado en este sector y por la necesidad de formar al que ya existe.

Castro, quien asiste en Logroño a una jornada sobre «Competencias digitales para empresas europeas: formando y atrayendo talento TIC», ha insistido en que «ya no es solo que falten profesionales especializados, que faltan, sino que hay que formar a los que ya se tienen».

«Día a día están apareciendo diferentes tecnologías muy disruptivas, que lleva a que las formaciones no estén yendo al ritmo que necesita el sector», ha asegurado Castro, para quien, en la actualidad, las empresas del sector carecen de personas cualificadas y les preocupa seguir sin disponerlas en el futuro. Ha puesto como ejemplo el ámbito de la ciberseguridad, donde ha estimado que, en el plazo de un años, se precisarán más de 900.000 puestos de trabajo en toda Europa.

«La tecnología avanza a tal nivel que los planes de formación no son los apropiados; cuando los jóvenes terminan sus estudios no están adecuados a las necesidades reales de la empresa o el mercado» Tomás Castro, presidente de CONETIC

«La tecnología avanza a tal nivel que los planes de formación no son los apropiados; cuando los jóvenes terminan sus estudios no están adecuados a las necesidades reales de la empresa o el mercado y, por ello nos, toca formarlos a las empresas», ha lamentado. Esto hace, ha dicho, que los sueldos se tengan que equiparar al proceso de formación y que, una vez que ya estén preparados, se les pueda incrementar ese salario, que está en una media de 28.000 euros en España.

Un problema en el que ha hecho hincapié es que, después de formar a ese trabajador en las pequeñas y medianas empresas (pymes), muchas veces, opta por incorporarse a una multinacional, «con todo el esfuerzo que ha supuesto para la empresa». Sus datos indican que, en general, las multinacionales «disparan los sueldos igual cuatro veces más del salario normal», algo que hace «bastante daño a las pymes», que suponen, ha recordado, más del noventa por ciento de las empresas de Europa. Ello «crea una burbuja que hace que el trabajador diga que trabaja mejor fuera del país y con mejor sueldo, cuando no es cierto», ha subrayado.

Ha relatado que «hay que tener en cuenta también la calidad de donde estás trabajando, el nivel de vida y por cuánto tiempo te tienen contratado, dado que, muchas veces, pueden ser unos proyectos concretos, con una temporada determinada y que, una vez finalizada, ya no haya nada más».

Castro ha señalado que la CONETIC desea que «la estabilidad en el sector que sea continua y creciente, con unos sueldos regulados y coordinados entre todos, y no la burbuja que está sucediendo en torno a estas tecnologías y que equivoca al profesional pensando que está mal pagado». «El mercado tiene trabajo, pero no hay que pensar que el trabajo es para hacerte rico, sino para trabajar, igual que en cualquier otra profesión», ha concluido.

 

Fotos

Vídeos