Limpia tu 'timeline' de improperios

Oficinas de Traity en Madrid. :: virginia carrasco/
Oficinas de Traity en Madrid. :: virginia carrasco

I. ASENJO MADRID.

Lo que pasa en las redes sociales no se queda -solo- en las redes sociales. El mensaje queda registrado y aunque no puedas acceder a él -porque en Twitter por ejemplo llega un momento en el que no consigues llegar más atrás en tu lista de tuit publicados- no quiere decir que no existan. Tienes datos tóxicos. O dicho de una manera más suave, el rastro de lo que has escrito en un pasado puede ser usado en tu contra. Así que, o aprendes a borrar lo que no supiste pensar dos veces o mejor no te metas en política. Otro de los negocios virtuales a través de las redes de los últimos tiempos trata de ser capaz de borrar las huellas de la escena del crimen -aunque sea tecnológicamente hablando. Hay distintas formas. Puedes gastar dinero o hacerlo gratuitamente. Cardigan es a coste cero y te permite borrar tus últimos tuits en bloques de 3.200, o bien subir tu archivo de tuits y seleccionar aquellos que quieren que desaparezcan. Todos los que contengan una palabra elegida por ejemplo. Servicios similares son Tweet Delete, probablemente la más popular de estas aplicaciones, o TwitWipe. Si hay que gastarse algún euro, existen programas para dejar tu 'timeline' más limpio que una patena y poder llegar a algún puesto de rigor sin preocuparse de los pasados digitales. TwetDeleter y TweetEraser son dos ejemplos. El primero cuesta entre 5,99 y 7,50 euros al mes, en función de si quieres borrar todos tus tuits al momento o programarlo para que cada cierto tiempo se vayan borrando. TweetEraser tiene las mismas funciones 'premium' pero algo más económico y no hace falta tener servicio de suscripción.

 

Fotos

Vídeos