Un proyecto riojano de I+D+I logra un aceite de más calidad

Presentación del Foro del Aceite de La Rioja./La Rioja
Presentación del Foro del Aceite de La Rioja. / La Rioja

La aplicación de nuevas tecnologías permite obtener más cantidad sin perder cualidades

LA RIOJA

El proyecto de I+D+I Prolive ha avalado la aplicación de nuevas tecnologías en la extracción de aceite, para obtener más cantidad sin perder calidad.

Así lo ha explicado la organización del Foro del Aceite de La Rioja, que se celebra hoy y, en cuyo marco se ha presentado este proyecto Prolive por el que se aplican ultrasonidos y pulsos electricos de alto voltaje a la extracción preindustrial de aceite.

Prolive responde a una necesidad de las almazaras de mejorar la eficiencia del proceso de extracción de aceite de oliva virgen extra, explica el comunicado, con una reducción de costes,

Las pruebas se han llevado a cabo en las instalaciones del Laboratorio regional y de la Almazara Experimental Finca La Grajera del Gobierno de La Rioja y según los resultados, la aplicación de esta tecnología en el proceso de extracción supone la obtención de mayor cantidad de aceite sin perder la calidad, con la consiguiente mejora de la competitividad del sector.

Respecto a la aplicación de Ultrasonidos, se ha apreciado un incremento del rendimiento en aceite obtenido del 0,7% tras tratamiento en comparación con el sistema convencional, sin que haya supuesto diferencias en la calidad físico-química ni sensorial establecida para la legislación del aceite de oliva virgen extra.

En cambio, sí se ha constatado un incremento significativo en la extracción de clorofilas y carotenos con el tratamiento de US que se ve directamente reflejado en el color del aceite obtenido a favor de tonalidades más verdes.

Según los datos obtenidos, con ultrasonidos en una almazara industrial con capacidad de trabajo de 2.000 kg. de aceitunas hora la cantidad de aceite de oliva virgen extra extraído por día podría aumentar alrededor de 80 litros; si la almazara procesa 1.500 toneladas al año, se conseguiría un incremento de 7.500 litros de aceite sin incrementar la cantidad de aceitunas procesadas.

En referencia a la aplicación de «Pulsos Eléctricos de Alto Voltaje», el incremento del aceite obtenido tras el empleo de esta tecnología en comparación con el sistema de extracción convencional ha sido de 1,18%, lo que podría alcanzar, en los mismos parámetros, 15.000 litros de aceite sin incrementar la cantidad de aceituna procesadas.

El Proyecto Prolive dio comienzo en el año 2016 de mano del Consejo Regulador de la DOP Aceite de La Rioja, del Centro Tecnológico Alimentario de La Rioja (Ctic Cita) y de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno regional.

El Foro del Aceite de La Rioja ha concluido con una exposición sobre «Novedades del sistema de certificación de Aceite de La Rioja» en la que se ha informado sobre los cambios que se producirán en la calificación del aceite riojano a partir de la próxima campaña debido a la evolución de la Denominación de Origen a lo largo de sus 15 años de existencia.

El nuevo sistema de control estará basado en la confianza y se pasará de un control exhaustivo de tanque por tanque, litro por litro, a un sistema de control que comprobará el correcto funcionamiento de toda la cadena, verificando la eficacia tanto del autocontrol como del control interno.