Facebook, en las sombras sobre la utilización de datos

El presidente de Facebook, Mark Zuckerberg, en el Parlamento Europeo. :: s. lecocq/ EFE/
El presidente de Facebook, Mark Zuckerberg, en el Parlamento Europeo. :: s. lecocq/ EFE

Al escándalo de Cambridge Analytica le siguió la fuga de información de 87 millones de usuarios por preguntas falsas

J. A. GONZÁLEZ Madrid

Si 2017 fue el año de Petya y Wannacry, este ejercicio el galardón de los problemas con la seguridad en la red es para Mark Zuckerberg y su Facebook. No ha sido un buen año para la red social que a los problemas de las noticias falsas se le sumó el escándalo de Cambridge Analytica, el primer gran 'hackeo' que afectó a cerca de 30 millones de cuentas y ahora se le añade que más de 7 millones de imágenes están expuestas a los ojos de todos los usuarios de la plataforma.

En marzo, la red social anunció una fuga de datos de cerca de 50 millones de usuarios que aumentaron rápidamente a 87 millones, todo por la aplicación 'thisisyourdigitallife'. Creada por un profesor de la Universidad de Cambridge, Aleksandr Kogan, la 'app' predecía la personalidad en base a al perfil de Facebook y solo con una encuesta.

Al aceptar su uso, el usuario daba una serie de permisos a Kogan para acceder a información del tipo 'me gusta', la ciudad donde vivían y los amigos. En total, la probaron 270.000 usuarios que extendieron luego su 'contagio' a 87 millones. Y toda esa información luego fue vendida a terceros. Con solo 44 cuentas que dieron su consentimiento, la trama consiguió acceder a 136.985 personas.

La duda sobre la importancia de los datos en Facebook creció en septiembre con el conocimiento del 'hackeo' de la red social. El propio Zuckerberg lo ha visto «un tema de seguridad muy grave».

Según la compañía, los piratas informáticos estaban aprovechando la funcionalidad de «ver cómo» para adueñarse y hacerse con el control de las cuentas de terceros.

El nuevo Reglamento de Protección de Datos ha endurecido la normativa y las multas ante estos casos. También ha aumentado el interés de los ciudadanos en ellos. Sin embargo, los escándalos siguen saliendo a la luz y no exclusivos de Facebook. La cadena hotelera Marriott ha visto como 500 millones de sus usuarios han visto sus datos publicados en internet y Google ha cerrado su casi desconocida red social tras haber sido 'hackeada' varias veces.