En el hotel como en casa, gracias a las nuevas tecnologías

Ejemplo gráfico sobre cómo controlar los servicios de la habitación con la aplicación de Siemens. /R.C.
Ejemplo gráfico sobre cómo controlar los servicios de la habitación con la aplicación de Siemens. / R.C.

Una aplicación de Siemens pretende mejorar la experiencia de los clientes en estos establecimientos

ARANTXA HERRANZ

Hogar, dulce hogar. Quien más y quien menos, todos hemos pensado eso alguna vez al llegar a nuestra casa después de un viaje. Porque, pese a que los hoteles sean incluso de categoría superior y tengan muchas comodidades, pocos son los que consiguen transmitir esa idea de que estamos allí como en nuestra propia vivienda.

Pero, ¿qué pasaría si a través de una aplicación de móvil cada uno pudiéramos indicarle al hotel al que vamos a dormir cómo nos gustaría encontrar la habitación? La temperatura a la que estamos cómodos, si necesitamos una almohada extra o, como vamos a llegar con el tiempo justo, si nos gustaría tener la cena preparada en la habitación.

Todo esto es lo que propone Siemens, compañía que asegura que se puede mejorar la sensación del cliente si se le ofrece una estancia más personalizada, con el reto de que cada vez que pase una noche en un hotel se acabe sintiendo un poco más como en su casa. La clave son diferentes tecnologías que, además, repercuten en la eficiencia del hotel, que es capaz de controlar mejor qué servicios se están utilizando más o dónde ha de dedicar más recursos, y tiene más sencillo poder fidelizar a los clientes

La idea es que cada cliente pueda encontrar la estancia en el hotel según sus preferencias: desde la habitación en sí misma hasta tener las persianas y cortinas abiertas para ver la calle. A través de una aplicación de móvil, puede seleccionar sus opciones o realizar reservas en los diferentes servicios del hotel como spa, restaurante o peluquería, así como recibir información turística o de interés sobre la zona en la que se aloja. Estos gustos, además, se pueden guardar para que, en caso de repetir estancia o acudir a otro hotel de la misma cadena, no sea necesario volver a introducirlos.

Servicios adicionales

Además de la habitación, los servicios adicionales suelen marcar la diferencia en las estancias en los hoteles. La aplicación de Siemens también pretende simplificar su pago y ahorrar tiempo en la gestión de las facturas. En los desembolsos extras, al estar todo automatizado, se reduce el riesgo de errores. El propio cliente, desde la app de su móvil, puede contratar y supervisarlo todo.

El móvil, además, también actuará como la llave de la habitación, de manera que el establecimiento se ahorra disponer de tarjetas magnéticas y toda su gestión anexa. E, incluso, puede encender y apagar las luces desde su teléfono o tablet sin necesidad de estar en la habitación.

Todos sacan partido

Aunque el cliente es uno de los principales beneficiarios de esta solución (denominada Smart Hotel) que propone Siemens, los propios establecimientos también sacan partido. Por ejemplo, la gerencia puede controlar mejor el estado y necesidades de todas sus habitaciones y servicios, de manera que desde un única control central se puede conocer el estado y las necesidades futuras. Esto, además, permite optimizar el personal que trabaja en el hotel (desde limpieza a mantenimiento o seguridad de las habitaciones y salas), dedicando más recursos en aquellos lugares y horas de trabajo en los que sea más demandado.

La gestión de entrada y salida de los huéspedes (proceso conocido como 'check in' y 'check out') también se puede realizar de manera más rápida al utilizarse códigos QR para su lectura con los móviles de los clientes. Así no es necesario pasar por la recepción, pues se puede ir directamente a la habitación asignada sin tener que registrarse. Es otra manera de ahorrar costes, al no usar las tradicionales tarjetas codificables. Del mismo modo, los clientes también podrían acceder directamente al aparcamiento con la identificación de su matrícula. Y desde el mismo momento en que un huésped abandona el hotel, el sistema puede determinar las condiciones para el siguiente ocupante o bien aquella en la que la habitación o sala vaya a consumir menos energía y, por tanto, resulte más eficiente.

Incluso permite una mejor coordinación en caso de emergencia, como bloqueo de los ascensores, iluminación de vías de evacuación o alertas personalizadas en caso de que la incidencia se produzca en una zona concreta del hotel.

Eso sí, para que ello sea realidad se necesita toda una infraestructura tecnológica detrás, desde cámaras a sensores y dispositivos conectados a internet (como las luces). Una vez desplegada en el hotel, desde un único ordenador sus responsables pueden controlarlo todo en tiempo real.

Más