Innovación e investigación riojanas para el agua

Parte de la plantilla de HIDECO. De izquierda a derecha se encuentra el gerente Felipe, Mayte, Mamen, Jorge, Enrique, Ínigo, Estela, Jesús y Carlos./L.R.
Parte de la plantilla de HIDECO. De izquierda a derecha se encuentra el gerente Felipe, Mayte, Mamen, Jorge, Enrique, Ínigo, Estela, Jesús y Carlos. / L.R.

Telegestión, hidepak, sistemas MBR y filtros verdes son algunas tecnologías que emplea HIDECO

TANIA NASTASELogroño

Innovación, investigación y nuevas tecnologías son palabras que no dejan de repetirse a diario en ámbitos que abarcan desde la educación hasta la salud y la alimentación. Sin embargo, no es tan frecuente escucharlas asociadas al sector del tratamiento del agua. En este campo, HIDECO es una de las primeras en abordar el I+D+i, como se ha destacado en el suplemento de Innovación que ha publicado Diario LA RIOJA.

HIDECO S. L.

Fundación
Logroño, 1994
Empleados
15.
Facturación
Más de millón y medio de euros (2018).
Servicios
Tratamiento de aguas potable y residual. Especialista en bodegas.
Cobertura
Nacional y algún proytecto internacional.
Proyectos en La Rioja
Más de 150.
Proyectos en bodegas de La Rioja
Más de 40.
Inversión en I+D+i
136.000 euros en 2017.
Proyectos totales de I+D+i
6, todos ellos junto a la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja.

Sistemas de envío SMS a móviles, escadas y sistemas de supervisión remoto son las tecnologías que emplean para la explotación y el mantenimiento de instalaciones.

Sistema MBR optimizado en la bodega Ramón Bilbao (Haro).
Sistema MBR optimizado en la bodega Ramón Bilbao (Haro). / L.R.

Precisamente esta telegestión es la que están utilizando actualmente en la depuradora que están montando para las bodegas Bocopa, en Alicante, desde hace aproximadamente un mes.

Más

Según explica el gerente de HIDECO, Felipe García, con esto lo que consiguen es que el tiempo que los operarios están en planta sea tiempo eficiente, además de unos mantenimientos muy competitivos en precio. El ingeniero también señala que, gracias a la vigilancia mediante sistemas, se genera mucha información que les permiten ver cómo está funcionando una planta, anticiparse a los problemas que puedan surgir y organizar las urgencias.

Muestra del sistema de supervisión remoto en las bodegas Bocopa (Alicante).
Muestra del sistema de supervisión remoto en las bodegas Bocopa (Alicante). / L.R.

En cuanto a la ejecución de instalaciones tampoco se quedan atrás. El gerente informa de tres tecnologías aplicables a la industria agroalimentaria que emplean en función de la necesidad de cada cliente: hidepak, sistemas MBR y filtros verdes.

El más reciente, de 2017, es el sistema de filtros verdes que desarrolló junto a la empresa Agua Y Jardín. Mediante el mismo, diseñaron unos jardines con las plantas más idóneas, las cuales depuran el agua sin consumo de energía, garantizando los parámetros exigidos y de forma respetuosa con el medio ambiente.

Otro son los sistemas MBR, que permiten que la planta sea más compacta y ofrecen una garantía de tratamiento mayor. Posibilita verter el agua a cauce público cumpliendo la normativa y permitiendo reutilizar el agua para riego.

«Esta tecnología que desarrollamos con nuestro I+D+i hace que se asemejen mucho los costes de explotación de una depuradora de membranas de filtración a una convencional», expresa.

Además, según informa, la inversión de la instalación una vez hecho el I+D+i puede ser un 20 % menor para el cliente final; y la explotación, un 35 % menor. «En España lo estamos usando prácticamen-

Ambos sistemas obtienen una importante disminución de costes de explotación. «Uno de los costes más importantes que tiene una depuradora es el coste energético, y nuestros proyectos de I+D+i siempre han ido muy enfocados a reducir el consumo energético de las instalaciones. Cada vez se genera más energía limpia, pero todavía es una parte», expresa.

Para terminar, las plantas potabilzadoras transportables de emergencia o hidepak, cuya principal ventaja es que se consigue un sistema de filtración en continuo en el que no se necesita ni depósito de agua tratada ni bomba de lavado, lo que hace reducir mucho el tamaño de la instalación. Es un caso de éxito y hay más de veinte instaladas, incluyendo alguna en Cuba, Bolivia y Andorra.

Para los clients, la aplicación de estos sistemas no deja de ser un gasto, pero desde HIDECO tratan de explicarles que están haciendo una inversión importante, con buenos resultados.

Ellos lo tienen claro: «Nos apoyaremos en el I+D+i para crecer en el número de sectores en los que estamos presentes». De momento, lo que sí van a aumentar son sus instalaciones. Próximamente se trasladan a Villamediana, donde tendrán un laboratorio más potente y unas oficinas más completas que van a permitirles desarrollar más proyectos de investigación.