Toneladas de biocarbón

R.M.

Ingelia se dedica a construir plantas industriales de HTC, un proceso de carbonización hidrotermal que fue descubierto en 1913, pero no se desarrolló a nivel industrial. En 2006 el Instituto Max Planck de Berlín retomó las investigaciones en HTC y organizó un 'workshop' para elegir a 12 empresas europeas con las que colaborar.

Ingelia participó en él hasta el año 2009. A partir de entonces inició la colaboración con el Instituto de Tecnología Química (CSIC-UPV), donde ha trabajado con investigadores de prestigio como Avelino Corma. Tras diez años de desarrollo cuenta con 14 patentes internacionales y una facturación de tres millones de euros. Da empleo directo a 11 personas y prevé ampliar a 50. Tiene delegaciones en Valencia, Italia y Bélgica.

En 2022 prevén tener instalados 110 reactores en el mercado. Estos producirán 220.000 toneladas de biocarbón que evitarán la emisión de medio millón de toneladas de CO2.