La necesidad de innovar

First Lego League. Este evento multitudinario conjuga investigación, robótica y valores en unas jornadas plagadas de diversión, innovación y compañerismo entre los equipos. /Fernando Díaz
First Lego League. Este evento multitudinario conjuga investigación, robótica y valores en unas jornadas plagadas de diversión, innovación y compañerismo entre los equipos. / Fernando Díaz

El Innobarómetro desvela que la innovación es básica en la estrategia de éxito empresarial

Luismi Cámara
LUISMI CÁMARALogroño

Innovación. Es un término que se ha convertido ya en recurrente, habitual y necesario dentro del vocabulario de las instituciones, del entorno educativo y del tejido empresarial riojano para explicar dónde están y hacia dónde quieren ir los miembros de estos sectores.

Pero, no hace tanto tiempo, para muchos parecía un término dedicado a los más avanzados, incluso a los temerarios, a aquellos que querían ir más allá y arriesgarse a perderlo todo con propuestas que miraban al futuro. Sin embargo, es evidente que la capacidad para innovar ya no pertenece a unos pocos. Ahora, se ha convertido en una necesidad para poder avanzar hacia un futuro cercano exigente que precisa de la cintura, la actitud y la aptitud para adaptarse y reivindicarse constantemente.

El entorno universitario lo tiene claro y, por eso, el rector de la Universidad de La Rioja, Julio Rubio, vicepresidente de la FRI, reclama una y otra vez una mayor inversión institucional y privada en investigación e innovación «para que la UR siga mejorando en su labor como motor de la transformación social de La Rioja».

El mundo empresarial, también. Así lo refleja la cuarta edición del Innobarómetro de la FRI, que desvela que la innovación se ha consolidado como parte de la estrategia de éxito de negocio de las empresas riojanas. De hecho, si en la encuesta de 2012 la disposición a innovar en un futuro próximo alcanzaba el 37,8%, en la de 2018 aumentaba hasta un prometedor 54,1%

El Innobarómetro, la herramienta que permite tomar el pulso a la evolución innovadora empresarial en la región, desvela también que los grandes retos futuros que afronta este sector son la búsqueda de nuevas fórmulas de colaboración con la administración, el impulso de prácticas que dinamicen la profesionalización de la innovación y la renovación de estrategias de apoyo para la financiación de proyectos.