«El objetivo es el aumento de la eficacia con el fin de mejorar la accesibilidad»

Íñigo Sanz muestra un vídeo de su estudio. /juan marín
Íñigo Sanz muestra un vídeo de su estudio. / juan marín

Su investigación se ha basado en el diseño de un sistema portable de sensores integrados para la adquisición de datos

ÍÑIGO Z. ZAMALLOALogroño

Son días caóticos. Tras obtener el doctorado con la calificación de cum laude y un fin de semana donde un congreso le ha tenido ocupado, Íñigo Sanz Peña visitó la redacción de Diario LA RIOJA para dar a conocer su investigación.

-¿Cómo han sido sus pasos hasta convertirte en Doctor?

- Estudié en Logroño en la Universidad de La Rioja. Posteriormente realicé un máster y estuve trabajando cuatro años antes de comenzar el doctorado. También he hecho dos estancias de investigación en Estados Unidos.

- ¿Por qué ha centrado sus estudios en los exoesqueletos?

- Estaba trabajando en la industria, me interesaban todos los asuntos referidos a la tecnología aplicada al movimiento para la asistencia de personas con discapacidad y paraplejía. Es un tema que me ha suscitado interés desde siempre ya que tengo un familiar que padece una discapacidad.

- ¿Cómo sería el modo de empleo de estos exoesqueletos?

- El sistema que hemos desarrollado sirve para sustituir a los programas tradicionales. Frente al sistema de cámaras actual utilizado para la producción de películas, videojuegos... hemos dispuesto de un tipo de sensores que se disponen en la parte superior del cuerpo mediante cintas. En la parte inferior se coloca el exoesqueleto que se dispone en paralelo a las piernas a través de unas cintas que rodean a las extremidades.

- ¿Ha patentado la investigación?

- No, es un diseño evolutivo. La investigación tiene código y hardware abierto. El sistema dispone de una estructura que es evolucionable a la asistencia al movimiento. Se le podría colocar motores y actuadores eléctricos aprovechando la misma estructura. No es simplemente una herramienta para la adquisición de datos, sino que si algún laboratorio quiere evolucionar esto a un exoesqueleto de asistencia al movimiento, valdría la misma estructura.

- ¿Puede ser realidad en el corto plazo?

- Sí, por supuesto. La idea del sistema es que cualquier investigador que quiera realizar estudios sobre exoesqueletos no esté limitado. El objetivo principal es el aumento de la eficacia con el fin de mejorar la accesibilidad a la población.

- ¿Cuáles son sus próximos objetivos?

- Miro al corto plazo. Mi objetivo es continuar haciendo méritos para que mis trabajos se publiquen en las mejores revistas científicas. Hay varios temas de investigación que me interesan como el desarrollo de sistemas portables que sean capaces de registrar la fuerza de rozamiento.

- ¿Las puertas de la investigación están cerradas en España?

- No sé. No miro el lugar. Donde haya una plaza relacionada con mi investigación allá iré. No cierro puertas a trabajar en cualquier lugar del mundo.

- ¿Tiene España los medios necesarios para dar cabida a estas investigaciones?

- Hay alguna empresa en el País Vasco (Vizcaya) que se dedica a fabricar exoesqueletos. En Madrid hay varias empresas que trabajan para la creación de exoesqueletos para niños. Tenemos medios necesarios para la investigación y creación de empresas. España tiene potencial para desarrollar el sistema industrial y el sector de la investigación.

- ¿Y para la financiación?

- Ese es el gran problema. Los medios que el Estado proporciona en materia económica son insuficientes. Todo el doctorado lo he hecho sin beca. El 90% de los gastos han salido de mi bolsillo.