Polarys descubre la e-navegación

Un barco de rescate de los servicios marítimos (Sasemar) en pleno trabajo. :: /R.C.
Un barco de rescate de los servicios marítimos (Sasemar) en pleno trabajo. :: / R.C.

El proyecto busca digitalizar las comunicaciones, con el fin de incrementar la seguridad y facilitar una respuesta rápida en casos de emergencia

ISAAC ASENJO

Cuando una embarcación está en el mar todo un conjunto de datos como su nombre, destino, posición, rumbo y velocidad, queda registrado en un sistema denominado AIS (Automatic Identification System). Este registro resulta fundamental para que el resto de embarcaciones y las autoridades en tierra dispongan de información en tiempo real sobre el tráfico marítimo, evitar colisiones o apoyar las funciones de los radares para acudir al rescate de la tripulación en caso de accidentes.

Pero el sistema se queda corto frente a la saturación en algunas zonas de gran tránsito o las dificultades de cobertura. Y este es el punto de partida del proyecto Polarys liderado por Cellnex Telecom, que trabaja en una aplicación innovadora para revolucionar la seguridad y la eficiencia en la gestión de la navegación y las emergencias. «Supone un salto cualitativo en la seguridad marítima ya que con la digitalización de las comunicaciones se incrementa exponencialmente la capacidad de transmisión de datos», explican sus responsables.

El proyecto, que se financia con fondos del programa europeo Feder Interconecta, se encuentra ya muy avanzado «en la fase final de integración y validación de los diferentes módulos que lo componen, así como la comprobación de las funcionalidades sobre casos de uso y escenarios reales», explican desde la empresa. De esta forma, a comienzos de 2019 se podría probar ya el prototipo.

La capacidad de transmisión de datos por este canal será «hasta 32 veces más rápida que la actual»

Se trata de un transceptor VDES (VHF Data Exchange System) y sus sistemas complementarios. En sí no sería un dispositivo, sino un canal, por lo que el proyecto se centra en desarrollar el 'hardware' y el 'software' para aprovechar su enorme potencial en «soluciones novedosas y atractivas para el usuario».

«Son aplicaciones basadas en una robusta y eficiente transmisión digital», explican los investigadores del proyecto, pues la capacidad de transmisión es «hasta 32 veces más rápida que la actual». El proyecto, apuntan, no contempla «ningún tipo de limitación» para que el sistema sea implantado en todo tipo de embarcaciones. Con ello «puede contribuir a la seguridad marítima, tanto en el transporte de mercancías y pasajeros como en embarcaciones de recreo», destacan.

Toda la información estará disponible en tiempo real a través de una aplicación GIS-3D (Sistema de Información Geográfica Tridimensional) concebida para ser usada tanto en puestos de mando y control como en plataformas móviles con receptores adecuados. «La idea es que el nuevo sistema tenga mucho recorrido porque solucionará un problema que existe a nivel mundial», avanzan. El proyecto cuenta con la participación de las empresas Bastet Seguridad Tecnológica, Egatel, Insitu y Scio, junto a los centros tecnológicos Cinae y Gradiant.