Cómo preparar mejor a los trabajadores y atraer talento femenino

A. H.MADRID.

La Comisión Europea ha duplicado sus inversiones en Inteligencia Artificial (IA) en el programa Horizonte 2020. De hecho, sus números pasan por invertir cada año 1.000 millones de euros de las iniciativas Horizonte Europa y del programa Europa Digital para destinarlos a áreas como salud, transporte y fabricación, así como grandes instalaciones de experimentación, como hospitales inteligentes e infraestructuras para vehículos automatizados, y una agenda de investigación estratégica.

Para hacer frente a este cambio tecnológico, el Gobierno quiere abordar la IA y todas sus repercusiones desde varios ministerios, aunque también reclama la implicación del sector privado.

Así, el reto de las empresas no está solo en contratar a expertos cualificados en esta tecnología, sino que también deben preparar y formar a sus empleados actuales para esta revolución. «No solo hay que convencerles de las bondades de la tecnología, sino capacitarles para que puedan usarla», defendió hace pocas fechas la titular de Industria, Reyes Maroto, quien admite que «hay mucho trabajo por hacer en capacitación digital».

Por ejemplo, en el sector de los jamones ibéricos se están utilizando sistemas de 'blockchain' para la trazabilidad y evitar falsificaciones. «Faltan habilidades -insistió- para aprovechar todo el potencial y ahora tenemos una gran oportunidad para formar a los trabajadores, de manera que no se queden atrás».

El reto del Ejecutivo es también ir eliminando las dificultades con que se topan las mujeres para formar parte de las STEAM (ciencias, tecnología, ingenierías, artes y matemáticas, por sus siglas en inglés). A tal fin se promoverán más lazos entre el ámbito educativo y el de la empresa.