¿Y si los árboles no son la solución?

ARANTXA HERRANZ

Pese a que todo el mundo da por sentado que los árboles pueden ayudar en la lucha contra el cambio climático, hay estudios que aseguran que los árboles no son suficiente. Es más, alertan de que la plantación de más árboles en zonas verdes no es solo insuficiente, sino que incluso puede llegar a ser contraproducente.

Y no es solo una cuestión de que no pueden absorber las cantidades cada vez mayores de dióxido de carbono en la atmósfera. Según los expertos del Instituto de Potsdam (Alemania), aunque es cierto que los árboles pueden absorber el carbono liberado por la combustión de fósiles, realizar tales plantaciones ocuparían tanta extensión de terreno que ello tendría unos costes ambientales «devastadores». Por ejemplo, si los bosques se plantaran en tierras productivas, los humanos perderían los suelos que se necesitan con urgencia para alimentar a una población de 9.000 millones de personas. Si los árboles se plantaran en terrenos menos productivos, los costes necesarios en agua y fertilizantes nitrogenados serían también muy altos.

Por eso, según estos investigadores, la única manera de contener «de verdad» el calentamiento global es imponer recortes drásticos en las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

 

Fotos

Vídeos