Auriculares inteligentes para problemas de oído

Los audífonos HealthEar. Arriba, los creadores del dispositivo, Javier Silva y Andima Beitia. :: Jesus Signes/
Los audífonos HealthEar. Arriba, los creadores del dispositivo, Javier Silva y Andima Beitia. :: Jesus Signes

El dispositivo valenciano HealthEar mide la salud auditiva del usuario con la realización periódica de un sencillo test

JOSÉ A. GONZÁLEZ MADRID.

El número de problemas y enfermedades relacionadas con los oídos no deja de aumentar, un crecimiento que preocupa a la Organización Mundial de la Salud (OMS). Según un estudio realizado por sus expertos, una de cada diez personas en el mundo podría tener problemas auditivos en 2050 si no se empiezan a tomar medidas. Los datos de la OMS muestran que actualmente 466 millones de personas en el mundo sufren problemas auditivos, un 20% más que hace cinco años.

En España se calcula que la pérdida de audición afecta a un 8% de la población, más de 3 millones de personas. Factores como un aumento del envejecimiento de la sociedad y la exposición al ruido son las principales razones de este aumento en la incidencia de los problemas auditivos, que no solo está afectando a los más mayores, sino que cada vez registra una mayor incidencia también entre los jóvenes.

Pulseras de actividad

Para hacer frente al problema, cuatro estudiantes de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) han creado unos auriculares inteligentes que se adelantan a las enfermedades de oído e indican cuándo hay que ir al médico. « Igual que hay pulseras de actividad que te dicen tus parámetros fisiológicos mientras corres, HealthEar está orientado a ayudar a las personas para mantener la calidad, minimizando las pérdidas auditivas y para que las personas sean más conscientes de lo importante que es cuidar el sentido del oído, el cual usamos constantemente durante toda nuestra vida», explica a Innova+ Javier Silva, uno de los padres de este prototipo valenciano.

Nacido en las clases del máster de Ingeniería Biomédica de la UPV, HealthEar ha sido uno de los galardonados en el concurso First European University Design, impulsado por las multinacionales Analog Devices (ADI) y Würth Elektronik (WE), especialistas en diseño y fabricación de componentes electrónicos.

«Se podrán crear protecciones para los trabajadores que se rodeen de mucho ruido ambiente»

El equipo incorpora un sensor compuesto por un micrófono y un pequeño altavoz que permiten emitir el pulso y recibir la señal de eco, así como un micrófono externo para registrar el ruido ambiente, que se implementan en el interior de la carcasa del auricular. Después se realizan dos tipos de análisis de señal diferentes, uno temporal y otro en frecuencias. «Los parámetros extraídos de estos análisis nos permiten calcular un valor de la calidad de transferencia de sonido a través de cada oído de cada usuario», añade Silva.

¿Cómo funciona?

El micrófono que recoge el ruido exterior permite hacer un ajuste de volumen automático de forma que, en entornos con un mayor ruido ambiente, el volumen aumenta progresivamente hasta alcanzar un nivel no dañino para el oído. «Estos valores pueden ser diferentes para cada usuario en cada oído, pero si se detecta una variación significativa, el software podrá enviar una notificación al usuario, dándole a conocer que tiene un posible problema auditivo, para que se ponga en manos de profesionales sanitarios», puntualiza.

Aparte del mundo de la electrónica de consumo, esta técnica se podría utilizar para el desarrollo de protecciones auditivas que permitan monitorizar los oídos de trabajadores que se rodeen de mucho ruido ambiente, como obreros, operarios de fábrica o militares, para que tengan más control sobre su salud auditiva.

Sin diagnóstico

En este sentido, Healthear es capaz de saber si hay algún tipo de daños como perforaciones timpánicas, procesos otológicos inflamatorios de la trompa de Eustaquio o ocupaciones seromucosas. «No podemos discernir qué patología tiene el usuario, ya que eso sería diagnosticar, pero podemos hacerle saber que existe un problema y que acuda al médico para que personal cualificado pueda analizarlo», destaca el alumno.

El desarrollo de Health Ear ha contado con la colaboración del profesor de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación de la Universitat Politécnica de Valencia, Germán Ramos, y del diseñador y coordinador de proyectos europeos, Miguel Pizá (UPV-CPI2020).

«Después de haber ganado el concurso, el dispositivo ha tenido mucha difusión y aceptación tanto por parte de médicos, como de los amigos que lo han probado y estamos convencidos de que un dispositivo de estas características revolucionará el mercado de los auriculares tal y como lo conocemos hoy en día», asegura Silva. Por ello, su objetivo es conseguir superar la barrera económica, «la cual es crucial en nuestra situación», ya que los cuatro investigadores son estudiantes universitarios, que tienen la firme de creencia de poder llevar su prototipo al mercado de forma exitosa.