La riojana que 'atrapa' el CO2

Cristina Sáenz de Pipaón es la CEO de Orchestra Scientific ./ICIQ
Cristina Sáenz de Pipaón es la CEO de Orchestra Scientific . / ICIQ

La doctora Cristina Sáenz de Pipaón es la CEO de la primera spin-off del prestigioso ICIQ

Sergio Moreno Laya
SERGIO MORENO LAYALogroño

logroño. Un grupo de investigadores del Instituto Catalán de Investigación Química (ICIQ), situado en Tarragona, descubrió un material azul celeste que 'atrapa' a las moléculas de CO2. Esto ralentiza su flujo y permite separarlas de mezclas de gases. Viendo el potencial de esta tecnología, este grupo decidió patentarla. Y ahora ha llegado el momento de la comercialización a través de una nueva empresa spin-off -la primera que surge de este centro de investigación-, conocida como Orchestra Scientific. Con apenas unas semanas de vida, Orchestra Scientific ya ha cautivado a varios inversores de todo el país.

Más

La doctora riojana Cristina Sáenz de Pipaón es la CEO de Orchestra Scientific

Y al frente de la misma se sitúa una doctora riojana con una evolución académica muchas veces vivida por cualquier riojano. Hizo Bachiller en Marianistas, estudió la carrera en Zaragoza, sacó adelante su doctorado y regresó a Logroño para completar sus prácticas hasta que le salió la oportunidad de emigrar a Tarragona para comenzar con su carrera como investigadora en el prestigioso CQIQ. Desde hace unas semanas es la CEO de la primera spin-off de este centro y como tal coordina el trabajo de los otros cinco investigadores/fundadores, y «para este año 2018 nos hemos marcado el objetivo de contratar a tiempo completo a otro investigador», explica esta riojana que lidera este proyecto que surgió de la investigación básica y que ahora se le está dando muy diversas aplicaciones desde esta spin-off. «Al final, todos debemos saber cuáles son nuestras principales actitudes, y debemos sacar partido de ellas. Siempre se ha dado bien establecer relaciones con las personas, coordinar equipos de trabajo, y me encanta todo lo relacionado con el mundo de la empresa», apunta desde Tarragona esta doctora riojana.

La novedosa tecnología, desarrollada por completo en el ICIQ, incorpora este compuesto azul en unas finas láminas de plástico que, enrolladas, pueden introducirse dentro de tuberías. «Cuando circulamos mezclas de gases por estas tuberías, las membranas azules ralentizan a las moléculas de CO2 y las separan del resto de gases como si de un tamiz se tratara», apunta Sáenz de Pipaón. «Esto tiene una gran utilidad en la purificación de biogás, una fuente de energía renovable con un potencial inmenso», reconoce.

«El efecto invernadero del metano es 21 veces mayor que el del CO2»

El biogás es un combustible que se obtiene de la fermentación de compost y biomasa. Está formado principalmente por metano y dióxido de carbono. Este metano emitido directamente a la atmósfera tendría un efecto muy contaminante, por lo que normalmente se quema. «El efecto invernadero del metano es 21 veces mayor que el del CO2 y, sin embargo, no somos conscientes del peligro que representa», explica la CEO de Orchestra Scientific. «Pero por separado, ambos gases tienen un valor añadido que podemos aprovechar», añade. El metano es el popular 'gas natural', y se utiliza en millones de hogares e industrias como combustible. Por otro lado, el dióxido de carbono tiene muchas aplicaciones desde la industria siderúrgica a la industria alimentaria (las burbujas de las bebidas carbonatadas o el relleno de las bolsas de lechuga son principalmente CO2).

Orchestra Scientific, con la doctora riojana Cristina Sáenz de Pipaón a la cabeza, investiga en busca de nuevas aplicaciones para sus membranas, como la separación de CO2 de emisiones contaminantes para poder recuperarlo y evitar emitirlo a la atmósfera.