Un simple virus puede falsear los tumores al hacer un TAC

J. A. G.MADRID.

Ya es sabido que un virus informático puede poner en serio peligro el funcionamiento de un equipo informático. Pero si se dirige contra cualquier equipamiento médico hablamos ya de un riesgo potencial para la salud.

Un grupo de investigadores del Ben-Gurion University Cyber Security Research Center de Israel han desarrollado un 'malware' que puede modificar las imágenes del TAC (escáner o tomografía axial computarizada) y mostrar nódulos cancerígenos falsos. Hasta la fecha los ataques contra hospitales iban encaminados a secuestrar información y ganar dinero con su rescate. Sin embargo, las brechas de seguridad serían importantes.

Estos investigadores israelíes apuntaron que su 'malware' nace para demostrar la baja seguridad de las herramientas de diagnóstico y las redes de los hospitales que manejan información sensible. En un estudio con expertos en radiología se les pidió a los facultativos diagnosticar condiciones basados en TAC de pulmones modificados por ese virus.

Los especialistas informaron de nódulos cancerígenos falsos el 99% de las veces. Pero cuándo el programa los escondió dieron un parte médico rechazando la presencia de cáncer el 94% de las veces.

El estudio abarca ejemplos de cáncer de pulmón, aunque un ataque como el que simula este 'malware' funcionaría para tumores cerebrales, enfermedades cardiacas, coágulos, lesiones de la columna vertebral, lesiones de ligamentos, artritis y fracturas.

Los expertos del Ben-Gurion denuncian que tanto hospitales como sus trabajadores dejan desprotegido el equipo y las redes que usan para transmitir y almacenar imágenes de TAC a los servicios de radiología o cualquier otro. Éstas se envían por el sistema de almacenamiento y transmisión de imágenes (PACS), muy común en centros sanitarios, sin cifrar o no están bien protegidas, por lo que un intruso puede entrar en la red, ver las pruebas y llegar a modificarlas.