Materiales e hilos desarrollados por la empresa para purificar el ambiente. / Ajelis

Telas para absorber la contaminación ambiental

La empresa francesa Ajelis produce fibras que purifican el aire y el agua, al tiempo que reciclan los metales tóxicos

E. MARTÍNEZ Budapest

Las telas son aparentemente normales, suaves y coloridas, pero su composición les permite ser mucho más que eso. La empresa francesa Ajelis diseña y produce fibras capaces de absorber la contaminación del agua y del aire que producen ciertos metales tóxicos. Su ventaja frente a otros competidores es la rapidez con la que funcionan, hasta 10 veces más veloces, según los cálculos de Ekaterina Shilova, CEO de la compañía presente en el congreso InnovEIT.

«Diseñamos y producimos fibras para el control de la contaminación del agua y el aire, así como para el reciclaje y la reutilización de metales», explica la empresa en uno de sus informes. La novedad que presentaron en el foro de Budapest es la nueva generación de materiales, que hace posible la captura selectiva de contaminantes.

Además, Shilova explica que estas fibras pueden adaptarse a cualquier forma o situación del terreno. Por ejemplo, en el incendio de Notre Dame el pasado abril, si las telas de Ajelis se hubieran puesto sobre el suelo la contaminación producto de los metales ardiendo hubiera sido «diez veces menor».

«Nuestra ventaja es la rapidez con la que funcionan las fibras, hasta 10 veces más veloces que otras»

Desde la compañía con sede precisamente en París apuntan que todo el proyecto comenzó en 2010, cuando el sector de la industria nuclear les pidió que crearan material de descontaminación a partir del cesio. «La pelota comenzó a rodar y seguimos desarrollando y mejorando nuestros productos en esa línea», señalan.

Otra de las ventajas de las fibras desarrolladas por Ajelis es su efectividad tanto en concentraciones altas de metales como solo en trazas. Además, se pueden convertir en cualquier forma textil diferente dependiendo de la necesidad y aplicarse en lugares donde los materiales granulares no pueden.

«Nuestra intención es preservar el planeta ofreciendo soluciones de limpieza de agua, reciclaje de metales de alto valor y tratamiento de residuos radiactivos», dice Shilova. Como los problemas de contaminación ambiental son y seguirán siendo de vital importancia, «nuestra misión es mejorar la calidad de vida con nuestro tratamiento de las fibras textiles».

Hoy en día donde más uso tienen sus materiales es en fábricas metalúrgicas por las necesidades de descontaminación de esa industria.