Últimos avances en los tratamientos de cura

En las dos últimas decadas, la tasa de supervivencia ha aumentado un 50%

A. HERRANZ MADRID.

Aunque las personas que son diagnosticadas por primera vez con sarcoma de tejidos blandos (un grupo de tumores sólidos que se forma en los cartílagos, grasa, músculos, nervios, vasos sanguíneos o tejidos profundos de la piel) tienen una tasa de supervivencia a cinco años vista del 50%, se calcula que solo en Estados Unidos casi 5.000 personas morirán este ejercicio por esta enfermedad. De ello, el 0,7% de todos los nuevos casos de cáncer descubiertos en ese país son de esta clase.

Pero, ¿por qué se produce este tipo de cáncer? Entre los factores de riesgo que aumentan la probabilidad de desarrollarlo destaca la exposición a la radiación o a ciertos productos químicos, la predisposición genética y, para al menos un tipo de sarcoma de tejidos blandos (linfangiosarcoma), también un sistema linfático dañado.

La cirugía es el principal tratamiento para este tipo de dolencia, aunque la radioterapia también puede añadirse para tratar tumores profundos de alto grado y para algunos de bajo grado que están más cerca de la superficie. La quimioterapia puede iniciarse antes o después de la cirugía, pero la eficacia de esos agentes varía dependiendo del tipo de cáncer.

La III Edición del Congreso Internacional 'Soft Tissue Sarcoma: Evidence & Experience' reunió hace pocos días en Madrid a diversos expertos internacionales en el tratamiento, diagnóstico y estudio de esta enfermedad. Todos ellos coincidieron en demandar más cooperación entre los grupos de investigación y, además, un abordaje multidisciplinar en los centros de referencia.

También se habló de mejoras y avances, especialmente en los tratamientos disponibles a lo largo de los últimos años. Algo que, en opinión de estos expertos, es una de las principales causas que explican la tendencia positiva observada de forma progresiva en la supervivencia de los pacientes.

En las últimas dos décadas se ha dado una mejoría del 50% en esa resistencia. Algo a lo que ha contribuido el aumento del conocimiento generado por la comunidad médica en base precisamente a su experiencia, pues los avances en el conocimiento de los sarcomas han sido vitales para la mejora de los resultados en pacientes. Así, desde 2008 se han puesto en marcha multitud de ensayos clínicos en diferentes países que tienen como objetivo aumentar el arsenal terapéutico para esta enfermedad

Uno de los medicamentos que han contribuido a esa mejora de la calidad de vida de los pacientes ha sido desarrollado por la compañía española PharmaMar, que se especializa en los medicamentos oncológicos de origen marino. De hecho, su fármaco Yondelis se suministra ya a nivel internacional, puesto que los reguladores de los principales mercados mundiales han dado su visto bueno a su utilización para tratar el sarcoma.